Paul Sussman


Paul Sussman es un autor británico que comenzó a escribir como periodista en 1991 tras realizar una vuelta al mundo de tres años, en la que trabajó en todo tipo de ocupaciones: desde sepulturero hasta vendedor de detergentes.

En 1997 ganó el premio de Columnista del Año, otorgado por la Asociación de Editores de Periódicos. Ha trabajado como freelance para The Daily Telegraph, The Daily Express, The Evening Standard y The Sunday Herald.

Sus grandes pasiones son la escritura y la arqueología, siendo (tal vez) su obra más conocida El enigma de Cambises, primera novela en la que aparece el inspector de policía egipcio Yusuf Jalifa, protagonista también de The Last Secret of the Temple (El último secreto de los Templarios) ya publicado en el Reino Unido y de The Springs of Ramesses (Las fuentes de Ramsés) que se editará en inglés en el 2008.

La novela toma como premisa la maniobra militar del rey persa Cambises que envió un ejército al oasis de Siwa en el año 532 antes de Cristo, para destruir el oráculo de Amón. Mientras cruzaban el desierto de Egipto, los soldados fueron alcanzados por una tormenta de arena, y desaparecieron.

La obra nos transporta al Egipto actual y nos introduce en las investigaciones del inspector egipcio Yusuf Jalifa tras la aparición de un cadáver mutilado en Luxor: el de un albañil traficante de antigüedades. Otro asesinato, el de un anticuario, le pone tras la pista de Saif Allah, un grupo fundamentalista que sufraga sus actividades terroristas con la venta de piezas arqueológicas robadas.

Mientras, Tara Mullray llega a Egipto de vacaciones y al visitar la casa de su padre, un egiptólogo británico, lo encuentra muerto. Separadamente, Jalifa y Tara irán adentrándose en un laberinto de intriga, fanatismo y violencia, que les llevará a descubrir finalmente un gran misterio, enterrado bajo arenas milenarias. Fuente: varias.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Paul Sussman me parece uno de los mejores autores de novela de misterio histórica que he leído en mucho tiempo. Últimamente me parecía que todos los argumentos eran repetitivos en cuanto a temas y predecibles en su totalidad, pero tanto en "En el enigma de Cambises" como en el "Guardián de los arcanos", una vez que empecé a leerlos, no fuí capaz de dejarlos hasta el final. El personage de Jalifa llega a parecer un viejo conocido, y personalmente me ha dado mucha pena despedime de él cuando acabé los libros, como si en mucho tiempo no fuera a ver a un amigo. Son dos libros que recomiendo de forma absoluta.